Opinión

Independencia

por Jon López

main

Opinión

Independencia

por Jon López

Bueno, primeramente decir que entre la anterior entrada y esta me he hecho más viejo, sabio, responsable y maduro. Le quitas los últimos 3 adjetivos y lo que queda es realmente en lo que me he convertido. Para todos mis admiradores y “fans”; si me ingresáis 100 Euros en mi cuenta os enviaré una foto mía poniendo morritos en el espejo de una discoteca.

¿No estáis un poquito hasta los cojones del tema Catalunya? Si a mí me la suda joder, que se vayan o que se queden. Pero por favor, hago un llamamiento a la cordura por parte de los medios de comunicación, el gobierno y el tío que le pasaba la lija al barco de Chanquete. Dejad de martirizarnos psicológicamente con esto. No puedo soportarlo más. Cómo sigan emitiendo la misma mierda todos los días voy a salir a la calle y comerme dos chuletas de pura carne roja para inmolarme fisiológicamente.

Quiero volver a saber que tipo de pana usa Julián Muñoz para sus pantalones. Quiero que Belén Esteban cuente en directo su problemas de diabetes. Quiero ver a Jorge Javier Vázquez haciendo topless en una playa de Ibiza. “Quiero vivir, quiero gritar, quiero sentir el universo sobre mí. Quiero correr en libertad, quiero encontrar mi sitio”. Pero esto ya me parece fuera de lugar.

¿Os habéis fijado con qué sutileza os he colado un fragmento de una letra de Amaral? Estáis acojonados, entiendo. Pero bueno, por algo soy la persona más popular de mi pasillo y vosotros unos simples plebeyos. Yo desde mi modestia dejo que me admiréis y adoréis. Soy una persona que se da a los demás desinteresadamente.

Yo tampoco me quiero postular mucho acerca de este tema, porque el que maneja todo este cotarro me ha dicho que no tengo la obligación de mojarme nunca, y menos, habiéndome duchado hace ya dos horas. Así que adoptaré una actitud neutral, como el Rey, que no puede decir ni de qué equipo de tute es simpatizante. Qué puta vida más triste. Vivir como un Rey, nunca mejor dicho, a cambio de ser una jodida maceta. Bah, yo firmaba, la verdad.

A mí me dolería mucho que Catalunya dejara de formar parte de esta gran nación, que es todavía mucho más grande cuando la selección de fútbol se adjudica algún torneo internacional. Porque ahí ya somos todos españoles, nos invade un sentimiento de patriotismo acojonante (Hasta a Piqué). Empiezan a salir Rojigualdas por todos los lados y balcones (Rojigualda = bandera de España. Malditos incultos). Antes del 2008 colocar un gallardete nacional en la ventana de tu casa, para muchos, era hacer apología de un símbolo fascista. Se instalaban hogueras en las plazas de todos los pueblos y ciudades para carbonizar a todos esos putos osados que hacían alarde de su patriotismo. Por eso mataron a Juana de Arco, por llevar una bandera de España pegada al parachoques de su carro de caballos. Tras ser interceptada por una milicia de desalmados la quemaron a las puertas de la iglesia del Picazo (Provincia de Cuenca). No os dejéis engañar por la historia que os narran en las escuelas. Hay mucho conspiración.

Tras esta breve lección de historia, y visto como está el panorama, aprovecho este espacio para demandar la independencia de mi pueblo (Valdoviño). Sitio triste donde los haya, sólo escribir el nombre me dan escalofríos. A mí me la pela que venga aquí Calleja a decir que vivimos en un paraíso. Ya te vienes en Enero y me comentas, cabrón. Pero también somos de Dios y tenemos derechos.

Háganse llegar a las altas instancias y autoridades del gobierno los siguientes puntos que nos definen como una nación libre e independiente que merece ser desligada de la opresión del estado español:

Poseemos lengua propia; una mezcla de gallego, castellano y algo que todavía está por definir.
Primer pueblo de Europa en plantar patatas; lo que a mi juicio nos proporciona una cultura propia.
Acceso directo al mar; por lo cual nuestra economía podría ser sostenida independientemente aprovechándonos del turismo y la exportación de pescado.
Disponemos de una red de transporte de mercancías: en el bus interurbano, que pasa una vez cada 7 horas, puedes llevar hasta 3 bolsas con grelos.
Cómo gran nación, tenemos un proyecto expansionista en vías de desarrollo: marcamos como objetivo prioritario la conquista de Gibraltar. Ni para España, ni para Inglaterra. Para Valdoviño, con dos cojones.

Todo esto está muy bien, pero a veces recuerdo una frase que me dijo un día un profesor de arte – “Al vicio de pedir, la virtud de no dar” y me vengo un poco abajo. Me hace pensar que todo esto no va a prosperar.

Bueno, os dejo. Tengo una firma de autógrafos y no me puedo liar aquí hasta que suenen las trompetas del juicio final. Viva España y Marc Márquez; que no tiene la ESO, pero se embolsa alrededor de 10,000,000 de Euros al año.

Jon López

Iba para John Dillinger, pero como está feo robar me quedé en Jon López. Soy gallego, lo cual me exime de tener que describirme con claridad.